Diferencias entre enólogo, sumiller y catador de vinos

  • El Lajar de Bello
  • 05.01.2018
  • 0 Comment

Enólogo

La definición oficial de la profesión de Enólogo, es aquel que tiene la capacidad profesional para realizar el conjunto de actividades relativas a los métodos y técnicas de cultivo de viñedo y la elaboración de vinos, mostos y otros derivados de la vid, el análisis de los productos elaborados y su almacenaje, gestión y conservación.

Asimismo se le reconoce la capacidad para realizar aquellas actividades relacionadas con las condiciones técnico-sanitarias del proceso enológico y con la legislación propia del sector y aquellas actividades incluidas en el ámbito de la investigación e innovación dentro del campo de la viticultura y de la enología.

Sumiller

El Sumiller aparece en otro momento del ciclo del vino, y es cuando ya está embotellado y comercializa. Suele tener formación hostelera, pero siempre es un profesional especializado, es más (mucho más) que un camarero. Es el responsable del servicio de vinos y licores en los establecimientos de hostelería. Un buen sumiller ha de saber crear una buena carta de vinos teniendo en cuenta el restaurante donde trabaja. Además ha de saber escoger las copas adecuadas para servir el vino y saber recomendar el adecuado a cada cliente y por si fuera poco también debe tener conocimientos de vinos, cervezas, quesos, aceites, vinagres, infusiones, tabaco, licores y combinados.

Catador de vinos

El catador profesional juzga la calidad y las características de un vino después de ser embotellado, gracias a la vista, el olfato y el gusto según su criterio personal.. La cata se llama “a ciegas” cuando se mantiene en secreto el origen y la identidad del vino hasta que termina la misma. Muy habitualmente es una persona con formación de enología o de sumillería, pero también existen excelentes catadores autodidactas.

Fuente: bodegavalledeguimar.com