Scroll Down

Con un origen humilde y familiar, proveniente de Las Zocas y después de una larga experiencia en la restauración, decido volver a mis raíces donde todo comenzó junto a mi familia, y poco a poco voy creando un pequeño restaurante, esta vez cocinando yo.

Mi pasión crece y mis sentidos se agudizan, descubro que realmente la cocina, la creación, la innovación, es lo que me llena por completo. Mi curiosidad es grande, aprendo de la cocina de mi madre, acepto recetas de amigos y clientes a las que les doy mi impronta y estilo, y es así, en poco tiempo, como mi pequeño restaurante llega a ser uno de los referentes en la restauración del municipio. Fidelizamos a nuestros clientes, quienes se convierten en los mejores transmisores para darnos a conocer.

Años más tarde se me presenta la oportunidad de seguir creciendo y me lanzo a un proyecto más grande, con más capacidad, bien dotado y muy bien situado, una de las mejores instalaciones de restauración del sur, donde sigo perfeccionando mi cocina, innovando y ofertando una carta con platos propios y diferenciados, primando la calidad del producto.

Junto a mi, un equipo de gente joven, preocupados por las cosas bien hechas, y por dar a cada cliente un trato personalizado y familiar, el sello que queremos distinga nuestra casa, “EL LAJAR DE BELLO”

El reconocimiento de críticos gastronómicos y el buen hacer de un equipo, nos lleva a estar codo a codo con los mejores chefs y restauradores para optar por premios de gran valor, culinariamente hablando.

Ganador de concursos de tapas en varias ocasiones, mejor Cocina Canaria moderna en más de un certamen, como también mejor jefa de sala la responsable del Lajar de Bello.

En el años 2011 se nos entrega uno de los premios más valorados. “LOS GANIGOS”, premio al mejor restaurante del municipio, dichos premios son emitidos por el CIT (centro de iniciativas de turismo).